Antes de iniciar una relación es necesario considerar si se hace una separación de bienes. Es un tipo de régimen económico en el cual ambas partes poseen un patrimonio separado. De manera que, en caso de terminar la relación, este patrimonio no es considerado como un bien en común. Aunque esto no impide la adquisición de bienes o propiedades en conjunto.

Dichos parámetros aplican para todos los bienes adquiridos antes y durante el matrimonio a excepción del domicilio familiar. Definir este punto de la relación se establece en las capitulaciones, así como lo dictamina el artículo 1315 del código civil. Aunque en comunidades autónomas como Cataluña, Valencia y Baleares este es el régimen por defecto al casarse.

La separación de bienes suele ser el mecanismo empleado por parejas donde alguno lleva alguna actividad económica con su patrimonio. Sin embargo, en caso de que la pareja no pueda definir en conjunto, se establece un régimen ganancial (articulo 1316).

Pasos y requisitos a realizar para la separación de bienes

Cómo se hace la separación de bienes depende de si ya se ha celebrado o no el matrimonio. Si este no se ha celebrado, se realiza antes del matrimonio.  Mediante las capitulaciones matrimoniales la pareja establece si desea o no mantenerse sus bienes separados. Aunque, como se mencionó antes, en algunas comunidades este es el mecanismo por defecto.

Tras solicitar y registrar las capitulaciones, la pareja solo debe seguir el procedimiento habitual para el matrimonio. Si ya se ha celebrado el matrimonio aún existe la posibilidad de modificar este aspecto, pero el procedimiento cambia.

Para establecer este cambio la pareja casada deberá dirigirse a una notaría a declarar el nuevo régimen que desean. Deben haber decido esto por mutuo acuerdo, ya que de otra manera no procederá el tramite. Luego, este documento se debe inscribir en el registro como régimen económico matrimonial.

separacion de bienes

Capitulaciones matrimoniales

Las capitulaciones son un concepto indispensable sobre cómo se hace la separación de bienes. Este término se refiere a un documento público que define el régimen económico y lo registra frente a un notario. Con él se puede optar a la separación de bienes en la mayoría de comunidades. Puede tramitarse antes o durante el matrimonio.

Pasos para solicitar las capitulaciones matrimoniales:

  1. Dirigirse a una notaría.
  2. Al solicitar el documento es importante considerar que este tiene una fecha de caducidad. Tiene una validez máxima de un año, pasado esta tiempo el escrito es nulo.
  3. Las capitulaciones deben ser inscritas en el registro civil para que las mismas sean validas. Se inscriben como régimen económico matrimonial de separación de bienes.

Separación de bienes y divorcio

Aunque la separación de bienes suele pactarse antes de contraer matrimonio mediante las capitulaciones existe otra alternativa. Mediante un mutuo acuerdo la pareja puede establecer la separación de bienes durante el divorcio. No se aconseja esta opción ya que pocas veces ambos cónyuges suelen coincidir en esto en un divorcio.

También existe la posibilidad de que alguno de los cónyuges solicite la separación con liquidación de bienes en común. Debido a que el Código Civil estipula esto como un derecho para ambas partes. Además, no se requiere ninguna documentación acreditativa para este procedimiento ni antes ni después del matrimonio.

Sin embargo el domicilio familiar es una excepción de cierta forma a cualquiera de los regímenes señalados. Debido a que el mismo forma parte de los bienes en común aunque el matrimonio no se rija por un esquema ganancial. De modo que para su venta se requiere la autorización de la pareja.  Y ambas partes deben verse beneficiada de la venta del inmueble en caso de decidirse esto durante el divorcio.