Las leyes constantemente se encuentran siendo objeto de cambios y revisiones. Una importante ha sido la adición del perjuicio personal básico. Esta nueva legislación entró en vigor desde enero del 2016 para sustituir una serie de términos.

Deja obsoletos los conceptos “días o periodos de sanidad” y añade la etiqueta de “lesiones temporales”. Estas, más que una modificación del término anterior, son uno nuevo en sí mismo.

¿Qué es el perjuicio personal básico?

Este es el padecimiento que existe desde el momento en el que ocurre un accidente hasta que las lesiones se estabilizan. Otra manera de definirlo es el momento en el que los daños se conviertan en una secuela. El básico se cuantía en 30€ según el precepto 136. También se establece que todo aquel que sufra este tipo de perjuicio tendrá derecho al pago de dicha cantidad.

Diferencias entre perjuicio personal básico y particular

En el precepto siguiente en el que se señala el perjuicio personal básico se menciona un nuevo concepto. El perjuicio personal particular incluye en su pago los daños morales ocasionados al afectado. Mientras que el otro tipo de indemnización se enfoca principalmente en el pago por las heridas.

En este tipo de lesiones pueden incluirse las secuelas psicológicas o anímicas para el afectado.  También se le compensa por sus limitaciones físicas o repercusiones para su autonomía. Esta categoría se divide a su vez en 3 niveles en función del daño:

  • Perjuicio personal muy grave: la cantidad a pagar por este tipo de daños es de hasta 100€ por día. Se considera de esta forma a los daños donde existe una pérdida temporal de la capacidad de realizar la mayoría de actividades habituales.
  • Perjuicio personal grave: se categoriza de esta forma cuando la secuela afecta la mayoría de actividades realizadas por el sujeto. El pago por día al encontrarse en este nivel es de 75€.
  • Perjuicio personal moderado: el daño en este caso influye negativamente en el desarrollo personal del individuo. Se trata de consecuencias que lo limiten temporalmente de trabajar pero sin complicar sus actividades en su vida diaria. La cantidad de la compensación en estos casos es de 52€ diarios mientras existan los daños.

Cálculo de la indemnización por perjuicio personal básico

El pago en todos estos casos se hace teniendo en cuenta las lesiones temporales. Estas se consideran desde que ocurre el accidente hasta que los daños se convierten en secuelas. En caso de no ser tan graves, será hasta la completa recuperación.

Por ejemplo, un accidente ocurre y se determina que se debe pagar el perjuicio personal básico. Se deberán pagar 30€ por cada día que el afectado tuviese días de baja por los malestares producidos por el accidente. Si el accidente ocurre el 3 de marzo y la víctima se cura el 23 de marzo se considerará dicho plazo. Por lo que por cada uno de esos 20 días se pagará la tasa correspondiente hasta alcanzar los 600€.