El valor venal de un vehículo corresponde a la tasación del mismo en el mercado de segunda mano. Es el valor monetario asignado a un coche en un momento determinado tras haber sido utilizado por un tiempo.

Las aseguradoras a menudo tienen en cuenta este término para considerar daños o costes a pagar. De este modo no consideran el valor original del coche si no su precio en el mercado actual según diversos factores.

¿Qué es el valor venal de un coche o vehículo?

Este concepto asigna un precio exacto a un elemento que no cuenta con uno. Se define de manera simple tomando en cuenta los costes del mercado de vehículos usados. También se emplea el precio publicado cada año en el BOE (Boletín Oficial del Estado) que es regulado por el gobierno. Se rige por diversos factores como la antigüedad, características, mejoras o el deterioro del coche.

Dicha cotización de un vehículo es usada en diversos casos por las compañías aseguradoras, como podrían ser robos, incendios, accidentes o un siniestro que acarree la perdida total del coche. A fin de establecer la cantidad que corresponde a cada persona por su vehículo.

Sin embargo no solo se emplea el valor venal ni es un concepto único utilizado por las aseguradoras, ya que este término se subdivide en dos categorías que engloban diferentes circunstancias: el valor venal mejorado y el de reposición. En el primero se podría cotizar un precio superior al de compra, mientras que en el segundo se considera el coste de un coche con las mismas características.

calcular valor venal coche

Valor venal mejorado

Cuando se realicen mejoras a un vehículo y se declaren, podría verse afectado su valor. No todas las aseguradoras consideran el valor venal de un vehículo teniendo en cuenta las posibles modificaciones, de manera que en los contratos donde se estipula este término es posible obtener cotizaciones un tanto superiores.

Un perito encargado de evaluar el vehículo considera las características totales del mismo, tomando en cuenta para la declaración de su valía todas las mejoras y su coste en el mercado del momento.

Valor nuevo o de reposición

Existen diversas maneras en las que la compañía aplica el valor de nuevo o de reposición. Algunas aseguradoras durante los primeros 2 años ofrecen el valor de nuevo, que es la opción más conveniente, en la que se da al asegurado el valor del mismo vehículo al momento de la compra o se le asigna otro. Se evalúa en algunos casos darle el mismo vehículo a la persona u otro con las mismas características.

En el caso del valor de reposición se considera el coste de un vehículo con las mismas particularidades al momento de un siniestro. Aunque en estos casos se tienen en cuenta los gastos de transferencias y las reparaciones del vehículo, cuando en el valor venal suelen no tener importancia estos intereses.

¿Cómo calcular el valor venal de un coche?

Las compañías aseguradoras, para definir el valor venal de un vehículo, deben tener en cuenta las tasaciones impuestas por el gobierno. Estas se ven estipuladas en el Boletín Oficial del estado a fin de regular los costes de vehículos. Utilizando esta tasa las aseguradoras aplican los siguientes porcentajes para el pago del coche:

  • 0-1 año = 100%
  • 1-2 años =  84%
  • 2-3 años = 67%
  • 3-4 años = 56%
  • 4-5 años = 47%
  • 5-6 años = 39%
  • 6-7 años = 34%
  • 7-8 años = 28%
  • 8-9 años = 24%
  • 9-10 años = 19%
  • 10-11 años = 17%
  • 11-12 años = 13%
  • 12-13 años = 10%

Determinar el valor venal de un coche puede parecer difícil para la mayoría de personas. Muchos servicios online operan como calculadoras para esta cantidad con el fin de agilizar el cálculo. Sin embargo, la mejor opción siempre es contactar con un especialista que evalúe el caso particular del vehículo, considerando el caso especifico del mismo para conocer su valor actual en el mercado antes de asegurarlo.