En algunas ocasiones las relaciones matrimoniales no funcionan de la mejor manera, por lo que la pareja decide un divorcio. Ya sea de forma contenciosa, es decir, cuando no existe un acuerdo entre ambos, o de mutuo acuerdo para poder terminar la relación de pareja en buenas instancias.

El divorcio no es más que disolver el vínculo matrimonial en todos los términos, incluyendo sentencias judiciales que no afecten en un futuro a los involucrados y terceros que puedan aflorar en el cierre. Para este tipo de ocasiones es necesario tener un abogado. Por lo general es uno por cada una de las partes, o, uno que medie la situación para una separación rápida.

Es importante destacar que existen muchos tipos de abogados. Independientemente de si es un divorcio con hijos en conjunto o los diferentes casos que existan, habrá un profesional capacitado para llevar la separación a cabo. Habiendo tanta variedad de abogados es difícil determinar el costo que implicará su servicio.

Un divorcio con hijos no es nada fácil, puede haber algunas disputas en relación al futuro de los hijos pequeños o mayores. En España es necesario tomar en cuenta la legislación vigente del 2005 en donde ataca el tema del divorcio y sus implicaciones en caso de haber hijos vinculados. Esto puede serte de utilidad si te encuentras en esta situación y necesitas ubicarte en relación a la parte judicial.

Divorcio de mutuo acuerdo o consensual con hijos pequeños

El mutuo acuerdo, cuando la relación matrimonial implica hijos pequeños o mayores, es la mejor manera de afrontar la situación. Los padres, al realizar este acto, deben pensar en la vida de sus niños y como esto les repercute. Por ello esta es la forma más responsable de actuar.

Acudir a mutuo acuerdo puede evitar iniciar problemas legales más fuertes, en donde la pareja pueda irrumpir con las emociones negativas hacia el otro y perder el respeto que se tienen. Además, impedir estas fallas hacia el otro ayudará a evadir medidas de protección al menor por acciones indebidas de los adultos.

Se recomienda dialogar con los hijos involucrados para que no sientan inseguridad o miedo. Sabiendo en sí como hablarles, puesto que no es lo mismo un bebe, un hijo pequeño de 8 años o un adolescente. Es importante demostrar el amor en este proceso y enseñarles a gestionar sus emociones.

Divorcio con hijos

Requisitos para tramitar un divorcio de mutuo acuerdo

Para comenzar este proceso legal en España es indispensable los siguientes documentos:

  • Certificado de nacimiento de los hijos.
  • Certificado literal de matrimonio.
  • Certificado de empadronamiento.
  • Escrituras o documentación de las propiedades, ya sean bienes muebles o inmuebles.
  • Certificados bancarios. Esto puede involucrar cuentas ahorros, corrientes, planes de pensión, hipotecas, préstamos y las demás operaciones bancarias.

Según sea el caso que se esté presentando se pueden pedir algunos otros documentos.

Pasos a seguir para un divorcio consensuado

En el caso de divorcios de mutuo acuerdo y que existen hijos involucrados, se deben realizar los siguientes pasos:

  1. Debe haber una negociación entre las partes: Cada uno, por separado, debe conversar con su abogado para entender qué se debe y no debe hacer, en qué posición de ventaja y desventaja se encuentra, como se procede y los diferentes escenarios que pueden ocurrir. Si es necesario y las partes así lo desean, puede reunirse. Es necesario tomar en consideración el tiempo de negociación.
  2. Debe existir un convenio escrito para regular el divorcio con hijos: Una vez que los acuerdos se hayan discutido con las partes, es necesario redactar un documento en donde se especifiquen todos los puntos. De forma que las medidas que regularán la relación entre los padres con los hijos esté detallada y no haya malos entendidos.
  3. Presentar la demanda como divorcio de mutuo acuerdo: Será trabajo del abogado dirigirse al Juzgado de Familia para hacer la demanda. Este documento debe estar firmado por ambas partes.
  4. Ratificación judicial: El juzgado citará a las partes para ratificar el documento que fue presentado con anterioridad.
  5. Notificación de la sentencia: Después de ratificar el documento de divorcio de mutuo acuerdo, el juzgado dictará la sentencia aprobando los puntos tratados en el convenio. Hasta que no suceda la ratificación, lo que dicta en el documento no entrará en vigor. Pudiendo así prestarse para que ambos realicen pactos transitorios entre el lapso que esto se aprueba.

Qué es el convenio regulador de un divorcio de mutuo acuerdo

Se trata de convenio que realiza la pareja para terminar el vínculo matrimonial que los une, en este caso, en buenas instancias que beneficien a ambos (convenio regulador) y no afecte a los niños.

Para esto se toma en cuenta la custodia de los hijos, la comunicación, cuidado y estancia del adulto que no vivirá con ellos. Se recomienda la custodia compartida que es lo que más beneficia a los hijos. Además, régimen de visitas y relación con los abuelos, separación de los bienes y atribución de la vivienda familiar.

Por otro lado, se toma en cuenta la pensión de alimentos en favor de los hijos, pensión compensatoria a favor de la persona que, gracias al divorcio, sufre económicamente y la liquidación del régimen económico de la pareja divorciada.

Aplica el divorcio express en una pareja con hijos

El divorcio express es la metodología más rápida y económica para terminar una relación matrimonial. En esta existe la posibilidad de romper la relación sin necesidad previa en la separación de hecho o judicial y sin alegar causa para ello. Gracias a esta modalidad los conyugues pueden ahorrar en los gastos que implica una separación.

Es importante recalcar que, en el caso de divorcio con hijos involucrados, esta modalidad no puede ser aplicada. En la Ley de Jurisdicción voluntaria promulgada en el año 2015 se habla del otorgue de la escritura pública de divorcio, o lo que se conoce divorcio notarial. En este se explica que los casos para divorcio express son únicamente para parejas que no tengas hijos menores de edad o incapacitados judicialmente.

divorcio

Demanda de divorcio contencioso con hijos menores de edad

En esta circunstancia solo una de las partes es la que realiza la demanda legal, por lo que aquí no entra el convenio regulador. De igual forma la demanda se realiza estipulando todas las medidas a adoptarse, sobre todo si se está hablando de un divorcio con hijos. En este caso entra en presencia el Ministerio Fiscal.

Este tipo de divorcio suele ser más largo y costoso. Las medidas y tramites se realizan de forma verbal. Después de presentada la demanda, y habiendo sido respondida por el conyugue, se agenda una cita en el Juzgado en la cual asisten ambas partes con sus abogados.

Una vez realizada la vista, el juez encargado dicta la sentencia por la que se ha decretado el divorcio y se procede a instaurar las relaciones tanto de los padres como de los hijos.

Pasos a seguir para un divorcio contencioso

  1. Realizar la demanda asistida por el abogado de la persona y representado por un procurador. Aquí se precisan las medidas en cuanto a la guarda, custodia, pensiones, uso de vivienda, liquidación y visitas de los niños con el otro conyugue.
  2. Se traslada la demanda al otro conyugue y se le otorga un plazo de 20 días para responder. Para esto es necesario la presencia de su abogado y el procurador. Aquí se manifiesta el acuerdo o desacuerdo con lo solicitado en la demanda.
  3. Después de contestada, se cita a ambas partes en un juicio oral en donde se revisan las medidas a implementar. Estas son inspeccionadas tanto por el juez como por el fiscal.
  4. Finalmente se dicta la sentencia por parte del juez, se reconoce el divorcio y se recuerdan las medidas que se tomarán por la situación.

Medidas a regular por el Juez sobre los niños en el divorcio.

Al no existir un convenio regulador, es trabajo del juez dictar las medidas que se llevarán a cabo. La sentencia que se tome se basará en las pruebas y aportes de ambas partes. Aquí algunas de las medidas:

  • Decide a quién será atribuida la morada familiar.
  • El valor fijo por concepto de pensión alimentaria.
  • Si es válida o no la pensión compensatoria.
  • Concluirá a qué padre se le otorga la custodia y guarda de los niños. También decidirá el caso de ser ejercida por ambos conyugues.

Sobre la custodia de los hijos luego del divorcio

La custodia de los hijos puede variar dependiendo del tipo de divorcio que estemos hablando (de mutuo acuerdo o contencioso). En caso de haber un acuerdo entre los padres, el juez deberá ratificar esta decisión antes de la sentencia. Aunque, si este aprecia algún tipo de riesgo que pueda afectar la vida del menor, este deberá actuar.

En el caso de ser un divorcio contencioso con hijos, se escucha y se da paso a las pruebas por cada una de las partes. Será decisión del juez y del Ministerio Fiscal dictar la custodia y guarda de los hijos.

En todo caso, los divorcios de mutuo acuerdo son lo más ideal para el bienestar general de los niños implicados.

La pensión alimentaria a los hijos

La pensión alimentaria resulta obligatoria. Esta compete todos los gastos del menor de edad, ya sean habitación, alimentación, vestido, educación y asistencia médica. Aun dejado de ser menor de edad es requerida si no ha terminado su formación por causas que le sea imputable.

Es trabajo de los padres fijar la cantidad, el lapso de tiempo a tomar, la modalidad de pago y la base de actualización. Todo esto se estipula según el ingreso monetario que se tenga y las necesidades de los incluidos. En caso de no llegar a un acuerdo, es trabajo del juez establecerlo.

¿Cómo puede afectar psicológicamente el divorcio a los hijos y qué hacer?

Los niños pequeños se dan cuenta de los cambios que la separación puede implicar en sus vidas. Es por esto que es necesario explicar con detenimiento que sucederá y cómo se manejará la situación. De ser posible, hay que dejar que expresen sus emociones en cuanto a la situación. Ellos necesitarán más atención y cuidado pues puede que no sea una etapa fácil de comprender.

La mejor manera de afrontar un divorcio con hijos es la custodia compartida, en donde ambos padres pueden disfrutar y pasar tiempo con sus hijos. El mutuo acuerdo no siempre es sencillo, pero es la mejor vía para no afectar psicológicamente la vida de los niños.